El Análisis Grafológico
Photo by Wallace Chuck on Pexels.com

El Análisis Grafológico

66 / 100

El Análisis grafológico:
Se trata de un análisis detallado basado en la observación y medición de ciertos rasgos grafológicos de la persona que está siendo estudiada, analizados de forma conjunta.

gray magnifying glass and eyeglasses on top of open book
Photo by Wallace Chuck on Pexels.com


Por medio del estudio es posible descubrir las características de personalidad, aptitud laboral, capacidades intelectuales y muchos otros aspectos derivados de la escritura.
Las personas escribimos como somos; dependiendo de su carácter, pensamientos, personalidad…


Escribimos de una determinada forma; el análisis grafológico es pues una herramienta detectar estas características personales.

A partir de un análisis grafológico es posible detectar:

  • Características de personalidad:
  • Energía.
  • Sensibilidad.
  • Adaptabilidad.
  • Emotividad.
  • Introversión / Extroversión.
  • Control de los instintos (o falta de control).
  • Firmeza.
  • Agresividad.
  • Tolerancia.
  • Espontaneidad.
  • Reservas.
  • Diplomacia.

  • Capacidades intelectuales:
  • Agilidad mental.
  • Lógica.
  • Capacidad de síntesis.
  • Creatividad.
  • Claridad de ideas.
  • Capacidad de análisis.
  • Intuición.
  • Memoria.
  • Razonamiento.
  • Etc.

  • Aptitudes para el trabajo y el estudio:
  • Detallismo.
  • Exigencias.
  • Capacidad de concentración y de atención.
  • Agilidad del pensamiento.
  • Rendimiento laboral.
  • Liderazgo.
  • Orden interno y externo.
  • Constancia laboral.
  • Agilidad en el razonamiento.
  • Grado de memoria.
  • Tipo de iniciativa.

Todo análisis grafológico está fundamentado en el simbolismo del espacio, a partir de los aportes que se obtienen por el psicoanálisis.

Para llevar a cabo un análisis grafológico lo más exacto posible, es necesario tener una carta o texto escrito de forma espontánea (no copiado ni memorizado) de al menos 15 – 20 líneas de largo, escrito en un folio de tamaño A4 sin renglones, cuadrículas o márgenes que le condicionen en la forma de escribir. Se le hará saber que no es necesario forzar la letra, escribir de manera bonita o exponer ideas demasiado forzadas. El texto se realizará cuando la persona esté tranquila y en el momento adecuado.

El texto o carta debe estar firmado y fechado, y a ser posible estar dirigido a una persona de confianza. Se empleará un Bolígrafo del tipo al que este acostumbrado.

Si es posible, se le indicará a la persona analizada que nos ofrezca textos escritos de otras épocas, con el objetivo de estudiar la evolución de la personalidad a través de los escritos. De esta forma, se analizará un texto actual con otros pasados.

El análisis se hará de todo el conjunto, tanto del texto como de la firma. Esta distinción entre el texto y la firma se debe a que diversos especialistas en la grafología indican que mientras que el texto refleja la imagen social de la persona, la firma señala como la persona se siente interiormente; de modo que el conjunto del texto y la firma dan como resultado una idea global de la persona (de ahí que sea imprescindible que la persona lo firme).

A lo largo de todo el presente manual se van a especificar cada uno de los aspectos gráficos a tener presentes en todo análisis grafológico, así como su significado.

flat lay photography of an open book beside coffee mug

El análisis grafológicos es cada día más empleado en diversos ámbitos, siendo el las empresas aquellas que con más frecuencia los llevan a cabo. Se trata en definitiva de una técnica sencilla, rápida y económica que permite obtener gran cantidad de información de una determinada persona en muy poco tiempo.

info@colegiodegrafistica.es

Deja una respuesta